Confesiones desde la abstinencia

Confesiones desde la abstinencia

lunes, 17 de agosto de 2015

PRIMER MES Y HASTA PRONTO

Pues creo que hoy sí, hoy ya llevo un mes sin humo. 

Parece mentira cuando decidí dejar de fumar que podría llegar este día y sobre todo, en este estado. Ahora no necesito el humo para nada. Casi no me acuerdo de él y , si me acuerdo, es como quien se acuerda de un mal sueño. 
Lo veo todo como muy lejano; todavía puedo recaer, no canto victoria, ya recaí una vez a los cuatro años de haberlo dejado; pero la sensación de ahora es distinta: ahora tengo la certeza de que es definitivo, no es un "darnos un tiempo" , sino un adiós. 

Creo que ya no hace falta que esté escribiendo ni contando días , semanas o meses continuamente. Hace unas semanas necesitaba escribirlo todo, todo lo que se me pasaba por la cabeza, cómo me sentía, cómo me veía, alguna extraña manera de pedir socorro, o ayuda. Ya no necesito eso; es más, no necesito ni proclamarlo a los cuatro vientos para sentirme fuerte; porque no me siento fuerte , SOY fuerte. 

He aprendido mucho con la experiencia. He aprendido , sobre todo, a no depender, que no es poco. 

Así que ahí dejo esto de momento, salvo algo relevante que tenga que contar. 
Espero que el hecho de difundir esto sirva a alguien. 

Lo digo con una sonrisa : YA NO 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada