Confesiones desde la abstinencia

Confesiones desde la abstinencia

domingo, 2 de agosto de 2015

DOMINGO : CRISIS

Domingo por la mañana : 
Hoy sigo igual , es decir, sin fumar pero haciendo un grandísimo esfuerzo. 
He dormido mal, he dormido nada , a trozos y sin ser sueño reparador. Me he despertado varias veces en la noche sobresaltada . 
La mañana ha amanecido nublada, como si fuera a llover de un momento a otro pero con calor asfixiante y humedad. 
No he salido por miedo a entrar en algún bar a comprar tabaco . 
Desde ayer me encuentro mal, sin apoyo ninguno y con una triste sensación de soledad. Es penoso contar emocionada tus logros que hasta ahora habías mantenido en secreto para que fueran una sorpresa a quien hace como que no lo oye. Es mas , creo que le traen sin cuidado. Mi mayor apoyo, quien tendria que serlo, se esfuma en el peor momento . Tengo que acostumbrarme a este tipo de decepciones, pero cuesta. Desde que me he dado cuenta que eso es lo que hay, no atino a controlar esto de la abstinencia. Supongo que no es el momento para dejar esto del tabaco , pero ¿cuando lo es ? 
Sigo necesitando fumar. Es mas, veo que no merece tanto la pena como pensaba. Da igual todo, de algo hay que morir y algún vicio hay que tener. Estar sano. Si . Pero ¿ para que ? Si todo da igual ... 

He cogido un paquete de tabaco que tenía mi hijo en su cuarto dispuesta a fumar, por fin, sentir algo placentero por muy artificial y nocivo que sea. 
Otra decepción : paquete vacío; ¿ una señal ? Mas bien un contratiempo. He intentado olvidarme , por si el día de hoy es algo a no tener en cuenta en un futuro cercano. Ojalá . Estoy en la tesitura de si bajar a por tabaco o no. Esta mañana temprano he tirado el medio cigarro de ayer por miedo a echarle mano. Mas que tirarlo, lo he destruido por si acaso. 

No se que hacer, tengo muchas dudas . Hoy va a ser día de dudas me temo. 
Una especie de angustia , un dolor de espalda y unas ganas tremendas de llorar me impulsan a vestirme , bajar y comprar un paquete. 
No se lo que hacer, sigo muy perdida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada