Confesiones desde la abstinencia

Confesiones desde la abstinencia

domingo, 26 de julio de 2015

DÍA 9: PRIMERA CELEBRACIÓN


Si, hoy se cumple una semana, me parece más ( o menos, no lo sé) , no soy de las que van contando por ahí los días. Sólo me percato del asunto cuando los veo aquí en el cronómetro este. 

Fue un día duro, sobre todo creyendo que tendría la prueba de fuego: Cena con mucho humo. Me dio terror. Cena casi obligada con fumadores empedernidos ( que mal suena escribir esto, como si yo no lo fuera ) , mucho humo, paquetes de tabaco rondando por ahí y charla de esta que coges el cigarro y ni te enteras. 
No sé lo que hubiera pasado, lo mismo habría aguantado, lo mismo no ... creo que mis plegarias fueron oídas y se suspendió el evento a ultima hora. Tenía una táctica, mas bien, algunas pautas, pero cogidas por alfileres. Tengo que depurar la técnica porque tarde o temprano me encontraré en situaciones iguales o incluso peores. 

Se quedó la cosa , en cena intima, o a priori eso, aunque luego ni eso ... Se quedó la cosa tan tan intima, que me quedé celebrando el acontecimiento con mis otros egos , punto. 

Eso sí, la cena , buenísima, restaurante de tres estrellas o más: "deconstrucción de calambres en gemelos sobre lecho de horas de insomnio" , a las 5 o así, ya dada buena cuenta del menú me fui a hacer estiramientos a la terraza, pues entre el calor y los calambres , no podía dormir, y aun encima, el gorila que decía que ya con una semana tenía bastante , mas que suficiente, que él quería salir ya. 

Calambres + sueño + dolor de estomago + calor exterior :  ¡ planazo !

En fin .... no se puede tener todo ...

Me voy a la playa a celebrarlo a ver si me despejo un poco ...

Fin del aniversario, a por la segunda semana. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada